• Gimnasia y embarazo

    EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO

    Durante el embarazo es muy recomendable la práctica de ejercicio físico, ya que ayuda a la mejora física, psicológica y social. Quizás la más recomendable sea la natación o el caminar, a pesar de que hay ejercicios específicos para ayudar a fortalecer los músculos necesarios para dar a luz. Aunque se practican en las clases de preparación al parto, es bueno comenzar a practicarlos unos meses antes; no obstante no es aconsejable si la embarazada presenta hipertensión, mareos, contracciones uterinas, hemorragias vaginales o fatiga.

    Los beneficios son notables tanto en la madre como en el bebé. En la embarazada hay cosas positivas en la práctica física como la recepción de un estímulo emocional positivo por la liberación de hormonas, se mejora la autoestima, se conoce gente, la posibilidad de compartir esos ejercicios con la pareja, se siente un alivio del dolor de espalda, así como de la constipación y los calambres en las piernas. Permite aumentar el nivel de energía, se recibe una mejor preparación para retomar las actividades rutinarias tras el parto y la recuperación del cuerpo después de dar a luz es más rápida.

    Los beneficios para el bebé también cuentan: las hormonas que libera la madre son recibidas por el bebé a través de la placenta, lo que produce un estímulo emocional por la adrenalina descargada por la madre. Además a través del ejercicio el bebé conoce el efecto de las endorfinas lo que le hace sentirse mejor y más relajado, al finalizar la actividad física esas endorfinas transmitidas al feto le tranquilizan, como también le reconforta el suave balanceo que siente cuando su mamá realiza los ejercicios. Aparte, los músculos ejercitados con la gimnasia, ejercen un beneficioso masaje al bebé.

    Los tipos de práctica física son muy variados, y lo más recomendados es seguir un orden, aquí van algunos ejemplos:

    1 – Sentada con la espalda recta y las piernas dobladas, apoyando planta con planta, mantén los brazos a la altura de los hombros, levantalos doblando codos y bajalos a la altura de los hombros de nuevo, repetir 8 veces. Gimnasia embarazo
    2 – Acostada boca arriba, levanta los brazos al mismo tiempo que contraes tus músculos abdominales y levantas tus piernas. Repítelo de 6 a 8 veces. Gimnasia embarazo
    3 – Sentada con la espalda recta, dobla y contrae los brazos y ciérralos frente al rostro con fuerza, sube y baja los brazos, repite de 6 a 8 veces. Gimnasia embarazo
    4 – Colócate en cuclillas, manteniendo recta la espalda, empuja las rodillas con tus brazos para estirar los músculos de la parte inferior del muslo. Gimnasia embarazo
    5 – De pie con la espalda recta, piernas abiertas y brazos estirados, baja el brazo para tocar el pie del mismo lado, cambiar al otro lado y repetir cuatro veces de cada parte. Gimnasia embarazo
    6 – Sentada con la espalda recta, junta la planta de los pies, haciendo presión sobre las rodillas con las manos, para tratar de tocar la superficie del suelo con ellas. Gimnasia embarazo
    7 – Aprieta firmemente palma contra palma, codos a la altura de los hombros, contrae los pectorales y afloja; repetir de 8 a 12 veces. Tomar con las manos los antebrazos y levantar los codos a la altura de los hombros, hacer presión, para ejercitar los pectorales. Repetir de 12 a 16 veces. Gimnasia embarazo

    Sobretodo hay que tener en cuenta que durante el embarazo, es conveniente evitar la fatiga ya que la respiración acelerada puede afectar al bebé, es aconsejable que lo comente con su obstetra.

    CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneShare on TumblrPin on Pinterest