• Embarazo – Sexo

    En esta sección vamos a tratar el tema del sexo en el embarazo, pero me gustaría constatar que el sexo bien sea en el embarazo como no, creo es importante tener mucha confianza con tu pareja, respeto y en algunas ocasiones hasta habrá que hacer uso de la paciencia. Es muy importante mantener conversaciones sobre este tema con nuestra pareja, para que los dos se sientan cómodos y puedan llegar a un entendimiento que puedan hacer más placenteras las relaciones sexuales. También es importante tener tolerancia sin llegar a caer en hacer cosas que te hagan sentir realmente incómodo, debemos encontrar el punto medio ya que es evidente que a pesar de que algunas cosas hagan más gracia que otras es necesario mantener la llama viva y eso lleva a comprometerse también sexualmente con tu pareja.

    Bien, en muchas ocasiones se ha dicho que el sexo durante el embarazo no es bueno porque se le puede hacer daño al feto o bebé, si bien es cierto que no es del todo falsa esta afirmación en casos en los que el médico lo desaconseje, el sexo durante el embarazo es bueno.

    Médicos y estudios se ponen de acuerdo en que el sexo durante el embarazo activa receptores en el cerebro y en el útero que ayuda a tener contracciones menos dolorosas y mantener sexo en los últimos meses del embarazo ayuda a tener un parto más fácil.

    Durante el orgasmo la región pélvica recibe mucha más sangre y después del orgasmo tenemos una liberación de endorfinas que el bebé también siente a través del cordón umbilical, dando sensación de placer al bebé en ambos casos.

    Si bien el sexo es bueno durante el embarazo también cabe decir que las maratones sexuales no son adecuadas ya que la consecución de los orgasmos, incrementan el riesgo de sufrir calambres uterinos por las contracciones vaginales. Tampoco son aconsejadas las posturas sexuales en la que la penetración es profunda, es aconsejable el uso de almohadas para mantener los rincones del cuerpo apoyados y evitar molestias, también hay posturas indicadas en las que permite un acople del cuerpo sin necesidad de tocar el amortiguador natural del vientre, líquido amniótico, que también ayuda a proteger al bebé.

    Los casos en los que se desaconseja el sexo durante en el embarazo son los siguientes:

    – Antecedentes de aborto o parto prematuro.
    – Sangrado después de las relaciones sexuales.
    – Contracciones uterinas después del coito.
    – Signos de fisuras de membranas o rotura del saco amniótico.
    – Sangrado vaginal por cualquier otra causa, tales como caídas, placenta previa, etc.
    – Después de un examen especial de diagnóstico: amniocentesis, biopsia corial….
    – Excesivas contracciones a lo largo del día.
    – Embarazo de riesgo.

    Sexo despues del embarazo

    Es aconsejable tener relaciones sexuales una vez finalizadas las pérdidas de sangre y una vez el útero está más fuerte para así poder evitar infecciones.

    Hay que tener en cuenta que después del parto pueden darse circunstancias en el que el sexo se pueda tornar algo incómodo debido a la sequedad vaginal o la episiotomía, corte realizado para agrandar la apertura vaginal para facilitar el nacimiento del niño, aunque estas no son las únicas incomodidades que pueden aparecer, en muchas mujeres debido al cambio que sufre el cuerpo durante y después del embarazo hace que no se vean lo suficientemente atractivas por lo cual rechazan mantener relaciones sexuales, también hablar del rechazo psicológico al sexo, la depresión post-parto puede ser otro de los impedimentos y el agotamiento debido a que nuestro niño nos acapara gran parte de nuestro tiempo, sobretodo en las madres primerizas que están muy encima del niño por miedo a lo que les pueda pasar en su ausencia, nada que unos buenos ejercicios de autoestima no puedan superar, así que a trabajar nuestra mente, todos estos cambios son normales y debemos entenderlos, comprenderlos y luchar contra las adversidades. Mucho ánimo, risas y buena compañía creo pueden ser los mejores ingredientes para superar nuestra nuevas vida.

    En los casos de sequedad vaginal es importante hacer uso de lubricantes para así no dañar las paredes vaginales durante la penetración, también es importante esperar a que la episiotomía cicatrice pues bien puede ser bastante dolorosa la penetración, también podemos ayudar al proceso de cicatrización lavando la zona varias veces al día, cambiando las toallas sanitarias con frecuencia y tratar de aplicar una lámpara de calor en la zona de la sutura, para mantener la zona limpia y seca. También es aconsejable el uso de ablandadores de heces y comer mucha fibra para evitar el estreñimiento y fortalecer los músculos pélvicos mediante el ejercicio de Kegel, que consiste en contraer dichos músculos, como si tratáramos de aguantar la orina, repitiéndolo durante aproximadamente 10 veces al día.

    La ausencia de la menstruación después del parto, no quiere decir que no podamos volver a quedarnos embarazadas y la mejor manera de evitarlo es con la ayuda de los anticonceptivos. A continuación explicaremos los métodos que se pueden y no se pueden utilizar, pero lo más recomendable para esto es acudir a nuestro ginecólogo y preguntarle cual es el más adecuado para nosotras.

    El preservativo y diafragma vaginal, se pueden utilizar inmediatamente después del parto, y los anticonceptivos tipo DIU y hormonales y demás se deberán de consultar al médico.

    Si quieres dejar tu opinion sobre el tema haz click aqui


    CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneShare on TumblrPin on Pinterest