• Semana 23

    El desarrollo de su bebé

    Si usted pudiera ver a su bebé, éste presentaría una piel arrugada, ya que a pesar de que comienza a acumularse grasa en el cuerpo del feto, la epidermis aún es muy floja. En la rutina diaria del feto se dan los movimientos musculares de manos y pies, es por esto que usted puede sentir movimientos más bruscos.

    El peso aproximado del feto en esta semana es de 454 gramos; en caso de que se diera un parto prematuro, no debe preocuparse porque el bebé podría sobrevivir a pesar de que le quedarían secuelas permanentes de diferente gravedad. La medicina fetal está adquiriendo muchos avances sobre partos prematuros gracias a la investigación y conocimientos que se están llevando a cabo en este campo.

    Su cuerpo

    Los inconvenientes para conseguir un sueño reparador comienzan a notarse a partir de aquí e irán en aumento a medida que se acerque la fecha prevista de parto. Las molestias más típicas que pueda sentir son ansiedad, continua necesidad de orinar, acidez de estómago o calambres en las piernas. Si se une todo esto, es bastante complicado conseguir un buen descanso durante la noche. Un baño de agua tibia, leer o escuchar música son algunos consejos para conciliar más fácilmente el sueño.

    La postura idónea para dormir es de lado, ya que así no se interrumpe el flujo sanguíneo que llega a la placenta; si le resulta muy incómoda esta postura un truco es colocarse una almohada entre las rodillas.

    Volver

    CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someoneShare on TumblrPin on Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *